CAMINA

17757173_1903627149911932_8347169240122336060_n.jpg

Camina, lento, rápido, pero camina. Las cosas no salen a la primera, todo lleva su tiempo.  El sueño de volar se remonta a la prehistoria  y los  hermanos Wright lograron que pudiéramos soñar con ellos y poder descubrir rincones en los que jamás creíamos que llegaríamos y  en los que realmente  encontramos la paz. La vida te da cosas al igual que te las quita y debes  entender que la felicidad está en esos momentos de transición, de crecimiento personal hacia un lugar que ni tu mismo sabes. Que los sueños que tenías hace meses han cambiado, que los planes que tenías para este verano han dado un giro de 360 grados, que por lo general lo que planeas se va a la mierda y que la esencia de la improvisación dominará tu vida y cuando comprendas y aceptes eso seguirás caminando de la mano de quien merezca la pena. Que lo que piensen los demás es problema suyo, no tuyo, que habrá críticas hasta de como caminas, pero que eso no te impida las ganas de seguir caminando. Entender un idioma en dos meses habiendo estado una vida intentando entenderlo. Comprender que en cada detalle puedes descubrir las incógnitas que llevas años intentando descifrar. Que en menos de dos meses te estabas yendo en ese avión camino a cumplir uno de tus sueños y que en menos de cuatro cumplirás el segundo. Y yo me pregunto, ¿ por qué ahora sí? y , ¿ por qué antes no?. Tú lo sabes, pero no quieres reconocerlo. Tienes unas alas que cuando levantas el vuelo pones el mundo patas arriba. Y por favor, no dejes de hacerlo. Porque puedes, porque quieres y porque lo lograrás. Que todo no acabó ahí, que todavía queda mucho, esto solo acaba de empezar y tienes que coger impulso para lo que va a venir. Vas a crecer, vas a caer, vas a soñar, vas a ver como te frustas cuando no salen las cosas bien, vas a llorar de rabia, pero también vas a aprender, vas a reìr hasta tirarte al suelo y no poder dejar de patalear y quedarte sin respiración. Te pasarán millones de cosas, más de las que nunca imaginaste, que querrás contar al mundo entero y otras que en cambio tendrás que guardar en un bahúl para siempre. Siente y camina, tan lejos como seas feliz, pero que de verdad lo seas y no por los demás sino de una puta vez, por ti.

S.G.O.

XXX

Cierra los ojos

“Sólo cuando cierres los ojos

encontrarás las respuestas que buscas”

16938866_1878161092458538_7677373469021280609_n.jpg

Y supongo que de eso se trata, de ir pasando las pruebas. No se trata de si se consigue o no, se trata de que lo que pienses te haga despertarte de la cama cada mañana, como cuando te pones la alarma para irte al viaje que llevas meses preparando. Es la única manera de llegar a ser o no ser. Cada mañana emprenderás tu viaje, ese con el que te acostaste imaginando la noche anterior, antes de quedarte dormida.

No desvanezcas si no sale a la primera, ni a la segunda, incluso la tercera… Quizás no estás preparada y la vida te está enseñando un mensaje oculto.

-Pero, ¿qué mierda me estás contando?

Sólo los que han tocado fondo y han vivido en oscuridad encontrarán el acertijo y verán la luz a todos sus miedos y, sólo así podrán romperlos en mil pedazos.

Realmente, todo ocurre por una razón ( y lo que no, también). Hablo de ese mensaje oculto. Es más sencillo de lo que crees. Cierra los ojos y lo primero que pienses, te dará la respuesta.

Que no todo va a salir como tu quieras, que tu vida programada hasta el mínimo segundo puede verse sacudida de un día para otro. Pero debes de saber, que la capacidad de controlar tus ilusiones o lo que deseas está a tu alrededor, más cerca de lo que crees. Debes abrir bien los ojos y no perder ninguna señal. Aquí sólo gana quien juega. Cuando creas  que todo está perdido, algo sucederá para que te des cuenta de lo que trataba de decirte. Y ya que cada uno, se lo lleve a su terreno.

S.G.O

xxx

Ausencia

16143132_1860804250860889_2486803171692991117_n.jpg

Cuanto más pasa el tiempo más me alejo

Cuanto más desapareces mejor me siento

Cuanto menos pienso más feliz me encuentro

Cuantas más tonterías haces me sigo alejando más aún

Cuanto más provocas más te defines

Cuanto más pasan los días, tu cara olvido.

“Por cada nueva flor un paso atrás doy,

y por cada estupidéz, mi corazón tendrás”

S.G.O.

xxx

Next

15977979_1856443827963598_6549100021657831387_n 2.jpg

“Crecer es madurar y madurar es aprender. Son cosas de los años. El problema es que hay adultos que no pasan de su etapa de niñez, por lo tanto es como quien habla con una pared.”. S.G.O

La mediocridad de las circunstancias, las tuyas.

La mentira del diablo intentando seducir a su séquito de pequeñas sirenas.

Los actos de corazón como unión a la única verdad.

El trastorno de no conseguir lo que quieres porque se han cansado de ti.

Una, dos, tres, e inumerables veces te frustrarás pero de mí no sabrás. ¡el que avisa no es traidor!, dije.

Esperanza me quedó aún así todo se apagó.

Quien necesita el dolor ajeno para sobrevivir,

quien critíca todo y tiene envidia hasta de cuando sale el sol

Envejeces con el tiempo, tu odio y tu mentira te están pudriendo por fuera. Por dentro ya lo estás y ya no hay vuelta atrás. Tus actos son los que son y no existe varita que lo pueda borrar. No provoques, que aquí todos sabemos jugar y quien cree ganar, puede perderlo todo en una sola tirada.

S.G.O.

xxx

Apuesto todo al negro

15726926_1847481908859790_8189033081496089652_n.jpg

¿No te lo imaginabas verdad?, ¿creías que todo duraría para siempre?, ¿por qué no escuchabas a tu alrededor?

  • Sólo escuchaba ruido, no era capaz de distinguir la luz da la oscuridad. Estaba obsesionada con demostrar algo que era inexistente, que nunca existió. Y perdí. Perdí lo más valioso que existe en el mundo. El tiempo.

Dícen que nunca te debes de arrepentir de nada, yo misma soy partidaría de jugarmela siempre pero hay veces que es una apuesta segura al fracaso. Por unos instantes (verdaderamente eternos) creí perder mi juventud. Creía que no existía más allá del muro que cree, y aquí solo hay una culpable. Yo. Me culpo por no haber escuchado, por no haber creído en mí y en lo que soy capaz hasta que mi cuerpo no me permitió continuar. Y la única cosa que he aprenido este tiempo es a escucharme a mi misma a saber mis necesidades y que realmente me hace feliz. A no confiar, a no tener prejuicios, y sobre todo a dejarme llevar por mi intuición. Me he pasado la mayor parte del tiempo preocupada por el que dirán los demás sobre mí pero esa puerta la cerré. Creo que cada uno de nosotros sabemos perfectamente lo que hacemos y lo que no y por muchas historias que existan solo la verdadera aparece cuando apagamos la luz y cerramos los ojos. Ese preciso momento en el que nos encontramos con nosotros mismos cara a cara es cuando podemos aplaudirnos o por el contrario echarnos las manos a la cabeza porque una victoria rápida es falsa, todo lleva su tiempo y nada puede cubrir lo anterior, ni lo material. Gracias a mí , sí, a mí me doy las gracias por haber llegado a donde estoy, sola. Si en tiempos difíciles nadie entiende mi locura y consigo lo que quiero no necesito nada que no me deje avanzar. Solo los que permanecen tienen derecho a estar si un día logro conseguir lo que siempre he soñado. Y lo conseguiré porque si otros pudieron, yo también puedo. Siempre he dicho que cada persona tiene una historia que merece ser contada ( y algún día hablaré sin tapujos), siempre hay algo detrás de cada uno de nosotros y es digno valorar el esfuerzo individual.

Está a punto de terminar el año, y recuerdo cada instante que he vivido y puedo llorar de felicidad por todo lo que he logrado que  ha sido más de lo que nunca imaginé. Es cuestión de creer. No se donde terminaré en 2017 pero sé que me hará feliz. Me he preocupado más de los demás siempre más que de mí misma, me he preocupado porque todo saliera bien, de forzar que apareciera la verdad absoluta, la justicia y eso no me hacía feliz. ¿ Y sabéis por qué?. Porque dejé de creer. Ya no hay vuelta atrás, tengo una maleta esperándome llena de ilusión, miedo, incertidubre,vértigo y me podría tirar así toda la noche…

Nunca pensé que me arrepentiría de algo ( y los que me conocen lo saben) y ya existe una cosa en mi lista y no quiero que exista ninguna más. No quiero aparentar, no quiero nada, si a alguien no le gusta le invito a evitarme porque a día de hoy se quien soy y he vuelto a encontrarme con mi yo del pasado esa que nunca se debió de ir.

No se si las cosas pasarán por casualidad aunque la balanza me indica que sí, no se si es un guión lo que nos toca vivir, supongo que todos nos lo preguntamos en algún momento. Os contaré un secreto; en el momento en el que empiezas a preguntarte algo es porque no vas en el camino correcto. Estamos más preocupados de ser perfectos que de nuestra felicidad diaria y eso es un tremendo error que desemboca en frustración. No lo pienses más, actúa y disfruta de cada segundo porque hoy estás aquí pero mañana no sabes donde terminarás. Nunca te quejes del ambiente o de los que te rodean, hay quienes en tu mismo ambiente supieron vencer, las circunstancias son buenas o malas según la voluntad o fortaleza de tu corazón.

Y recuerda que dentro de ti hay una fuerza que todo puede hacerlo, reconociéndote a ti mismo, más libre y fuerte, y dejarás de ser un títere de las circunstancias, porque tu mismo eres el destino y nadie puede sustituirte en la construcción de tu destino.

S.G.O

xxx

Quizás

Y quizás las cosas a veces tardan un poquito más

Y quizás si es verdad eso que dicen que el tiempo pone todo en su lugar

Y quizás las mentiras aparecerán, hoy o mañana, pero lo harán

Y quizás quien no sabe nada quedará cegado por esas dulces mentiras

Y entonces ya quizás  no sienta pena

Y quizás las provocaciones y la risas se cambian de bando. Quizás no, será

Y quizás no debí callar

Y ya he perdido totalmente el interés.

 

En el momento no entendemos ciertas situaciones pero con tiempo siempre se ve todo, el fondo de las personas no se puede ocultar. La paciencia y no actuar como los demás es un acto de fortaleza. Quien hiere muestra su lado más cobarde. En la vida pasaran millones de cosas injustas, pero igual que lo bueno pasa lo malo también, igual que vives, mueres, igual que cae el sol y sale la luna, igual que ahora estás ahí pero mañana… mañana entenderás donde terminas.

De repente

cenicienta_702_620x.jpg

Recuerdo que estaba sentada esperando que llegara el momento. Me levantaba de vez en cuando de los nervios que me causaba aquel instante. El ambiente era tranquilo. Nadie se cercioraba de lo que podría pasar. ¿ Era la única que tenía miedo?. Se escuchó un ruido todos nos quedamos inmóviles. Ya venía. El pomo de la puerta parecía abrirse pero no sucedió.

 

Al cabo de unos minutos cogí yo misma el pomo con toda seguridad, abrí la puerta y eché a correr. Era un portal frío, algo familiar. Nadie me sujeto. A mitad de la escalera apareció una mujer no con muy buenas intenciones. Sentí miedo, sentí que ahí llegaría el momento que no quería que llegase pero no podía dejar que me invadiera esa sensación. La puerta que daba a la calle estaba tan solo a un paso de mi. Había dos pomos y con gran dificultad y temblor, los abrí.

 

 

Ya estaba en la calle, llovía y no había ningún tipo de luz. Había dos opciones: seguir corriendo y buscar la salida o quedarme en ese callejón oscuro y sin salida.

Y de repente, termina sucediendo…Abro los ojos, todo había sido un sueño.

S.G.O.

xx